Cómo ahorrar dinero en tu boda

 

consejos para ahorrar dinero en tu boda Varias de las novias que ya tienen gratis la mini guía para escoger el vestido de novia perfecto para tí me han contestado lo mismo en el cuestionario: una de las dificultades que se encuentran a la hora de organizar su boda es el dinero. Por ese motivo he decidido escribir este post sobre cómo ahorrar dinero en tu boda.

Lo primero y lo más importante que debes saber: no hay trucos de magia. Pero puede que estos consejos te sirvan para planificarte mejor y consigas ahorrar dinero en tu boda.

Cómo ahorrar dinero en tu boda

1. Definir el presupuesto de la boda.

Sí, lo sé. Me repito. Lo he contado muchas veces. Lo primero que hay que hacer después de la gran decisión de: ¡nos casamos! es definir el estilo de boda y el presupuesto que tenéis para ella. A partir de ahí podréis empezar a elaborar la lista de invitados  y organizar vuestro gran día. Si queréis tener una referencia sobre cuánto cuesta realmente una boda, apuntaros a mi newsletter (en el recuadro que tenéis arriba de esta página a la derecha) y recibiréis mucha info interesante al respecto!

2. El dinero es una cuestión de prioridades.

Una vez que tengáis claro cuánto podéis/queréis gastar en vuestro gran día, es hora de priorizar. Priorizar es la clave de todo para poder ahorrar dinero en tu boda. Se trata de decidir qué partidas y proveedores son más importantes para vosotros y en qué váis a gastar más o menos dinero. Esta es una de las grandes claves para proteger el presupuesto de tu boda.

3. Busca que buscarás. Sin prisa pero sin pausa.

El mundo bodil es inmenso. Hay una infinidad de proveedores y de elementos a tener en cuenta. Así que no te precipites. Busca proveedores, quédate con los que más te gustan y pídeles presupuesto. No te vuelvas loca. No hace falta contactar con miles de ellos, sólo con los que más te gusten. Una vez tengas toda la información, podrás decidir cuáles son los proveedores encajan más con vosotros. Si esta tarea (y/u otras) se te hace cuesta arriba, significa que necesitas asesoramiento bodil.

5. Ándate con cuidado: ¡no es oro todo lo que reluce!

Sí, algunas veces, como dice la famosa frase, lo más barato, sale caro. Ahorrar en tu boda no significa contratar y comprar siempre lo más barato. Ajustar el presupuesto de tu boda significa priorizar en qué gasto más dinero y en qué menos. No te fíes de los súper chollos ni de personas que te ofrecen mucho por muy poco. Si quieres contratar a un profesional, tendrás que pagar por un profesional.

En una palabra: priorizar, priorizar y priorizar. El dinero siempre es una cuestión de prioridades.

Y recuerda, una de las mejores maneras para ahorrar dinero en tu boda es dejarte asesorar por un profesional.

Opt In Image
¡Apúntate {GRATIS} a la newsletter y descarga tu guía!
Y recibirás en tu email consejos, ideas e inspiración para que consigas:
  • Una boda con tu personalidad y estilo
  • Sorprender a tus invitados
  • Divertirte organizando tu boda
  • Divertirte el día de tu boda
  • Conservar un recuerdo único del día de tu boda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *